Rodrigo Vilches, estudiante y emprendedor: “Tengo ganas de dejar mi marca personal y expandirme a otras áreas”
Rodrigo Vilches, estudiante y emprendedor: “Tengo ganas de dejar mi marca personal y expandirme a otras áreas”

Hace dos años que Rodrigo Vilches, alumno de cuarto año de Ingeniería Civil Informática, lleva estudiando Inteligencia Artificial y se declara amante de esta área del conocimiento. A partir de este gusto – impulsado por el académico de nuestra escuela, Héctor Allende -, ha comenzado a generar distintos proyectos que involucren IA.

“Me metí en esta área porque de tanto leer y ver cómo las cosas como estaban sucediendo en el mundo me di cuenta que ese es el medio si es que uno quiere dejar una gran marca. Es el momento de subirse a ese barco”, señala.

En el primer semestre de este año, junto a sus compañeros Jaime Bustos, Manfred Engler y Mauricio Abarca debían crear una actividad para la asignatura Ingeniería Web, por lo que decidieron utilizar la Inteligencia Artificial. Después de varias ideas, llegaron a Shoesing, un sitio web que ayudaba a los usuarios a buscar el zapato que querían adquirir en distintas páginas para encontrar el mejor precio.

Pero al desarrollar esta actividad del ramo, el grupo pronto se dio cuenta que descargando datos de internet podían tener un negocio mucho más grande, entonces comenzaron a planear más allá de lo que les pedían y aunque debían desarrollar esta plataforma en cuatro meses, al primero ya estaban listos.

Con este proyecto participaron en una competencia de The Lift, aceleradora de emprendimientos PUCV, donde la startup con la mejor idea y el mayor avance de prototipo ganaba. Para triunfar en este challenge, estuvieron un mes trabajando enfocados en Shoesing, lo que finalmente los llevó a vencer al resto de los participantes. El premio que recibieron fue una beca para el Entrepreneurship Summer Program de la Universidad de Waterloo.

Como sólo podía viajar un estudiante, los miembros del grupo decidieron que fuera Rodrigo quien fuera a Canadá, por lo que a finales de junio se subió a un avión que lo llevaría a esta nueva experiencia.

El curso en el que participó era sobre emprendimiento, donde le ensañaron cómo llevar una empresa que recién inicia, cómo estructurarla y cómo hacer negocios cuando se está empezando. Para este programa tuvo que crear una empresa ficticia que sería su proyecto de base para aplicar los conocimientos que les iban entregando.

“Todos los días tenía que presentar algo y en cinco minutos lo tenía que preparar, más encima en inglés. Entonces, había que traducir, hacer la presentación y era muy heavy. El nivel de exigencia era altísimo, pero al mismo tiempo, después de los primeros dos o tres días, me acostumbré y empecé a organizarme”, apunta Rodrigo.

Al final del curso, Rodrigo participó en una competencia donde debían presentar su idea y venderla, la que le otorgó el primer lugar. Además, también obtuvo la calificación más alta de sus compañeros.

“La idea general (del programa) era enseñarte todo en un mes, cómo hacerlo. Tenía que hacer mini tratos, llegar con mi incubadora de negocios, cruzar la mitad de la ciudad y hablar con una persona para cerrar un trato nuevo. Eso me aportó mucho. Al mismo tiempo las presentaciones sorpresa ‘tienes cinco minutos, te paras adelante y vendes tu idea’, fueron determinantes para lo que he estado haciendo ahora, que estoy contactándome con potenciales clientes”, expresa el estudiante de nuestra Escuela.

Mientras Rodrigo Vilches estuvo en Canadá no dejó de estar en contacto con sus compañeros, por lo que cuando llegó a Chile comenzaron a planificar y programar las siguientes acciones a tomar para Shoesing, la que actualmente está pensada como una empresa que también entrega soluciones de inteligencia artificial al retail.

“Vamos a seguir hasta que triunfemos”, determina.

Con nuevos proyectos en el horizonte, este estudiante de Ingeniería Civil Informática tiene muchos planes para el futuro. Quiere terminar de estudiar, seguir haciendo crecer su empresa junto a sus compañeros y luego irse a estudiar afuera de Chile. Como fue un alumno destacado en el programa de verano de la Universidad de Waterloo, le otorgaron una beca para que se inscriba en un master de emprendimiento en la misma institución, oportunidad que quiere aceptar.

Rodrigo Vilches está motivado de seguir avanzando con su empresa y ojalá poder abarcar otros rubros en el futuro. “La idea es siempre seguir como en el tema de los negocios, no me conformo con dejar eso ahí, sino que tengo ganas de dejar mi marca personal ahí y expandirme a otras áreas”, indica.

Actualmente, el grupo está a la espera de los resultados del fondo CORFO Semilla Inicia, que de obtenerlo les otorgaría 15 millones de pesos que los ayudaría a impulsar su emprendimiento.